Páginas

viernes, 23 de junio de 2017

Unos osos... sonajeros

¡Hola!. Últimamente hay un "baby boom nieteril" a mi alrededor. Varias compañeras han sido, o van a ser en breve, abuelas (abuelas jóvenes ¿eh?), y he querido tener un detallito con los peques.


En ésta primera tanda he tejido unos ositos para Udara y Telmo. Me gustó mucho uno de los últimos patrones de Lilleliis, los Lazybones bear.


Son unos osos muy sencillitos de tejer, sin demasiadas complicaciones y que quedan muy vistosos. Están tejidos en algodón y llevan relleno hipoalergénico. Y por supuesto, los ojitos son de seguridad, para que no puedan arrancarse.
Hice unos pequeños cambios en el patrón original porque la cabeza me quedaba muy pequeña, así que añadí unas vueltas; en las mangas no seguí el diseño a rayas y preferí tejerlas de un sólo color; tampoco hice el hocico... no me acababa de gustar cómo me quedaba a mí, así que bordé la nariz y la boca. Además incorporé un sonajero en el interior del cuerpo mientras tejía.


No sé por qué, pero siempre acabo haciendo cambios en todos los patrones... ¿os pasa también?


Y otra cosa... ¿os habéis fijado lo diferentes que quedan dos muñecos iguales "a priori"?. El mismo patrón, el mismo hilo, la misma mano... ¿será porque no todos los días estamos igual y eso se nota en la manera de tejer?. Eso será...




video


Hasta pronto. 

12 comentarios:

  1. Creía que era la única que hacía cambios en todos los patrones pero ya veo que no. Jajaja. Te han quedado muy dulces. No conocía ese patrón y me ha encantado.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola. Si, raro es el que no "tuneo". Supongo que es para adaptarlo a mi manera de tejer... una que es un poco maniática. ¡Un abrazo!

      Eliminar
  2. Te han quedado muy bonitos!!
    Yo según tengo el día me varía el punto...no sé el motivo.Bss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Carmen. Según el día y según el momento, porque muchas veces me he dado cuenta de que una parte del tejido está más prieta y otra más floja, pero casi de seguido... será porque no estoy a lo que estoy; y, claro, toca destejer... Un abrazo

      Eliminar
  3. Ala que chulos.Yo también, no se como lo hago pero siempre hago pequeños cambios en el patrón... Jijiji.
    No siempre se teje igual y es muuuuy difícil que salgan exactos, esto es artesanía y es lo que tiene.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es. Es lo malo, pero a la vez, es lo bueno, porque cada pieza tiene un toque especial, ese poquito de "alma" que lleva cada trabajo y que no se paga con dinero... La pena es que no todo el mundo sabe verlo y que sólo l@s que andamos en ello entendemos. Un abrazo.

      Eliminar
  4. Hola Sonia...que ideales!me encantan los colores.
    Los tuneos creo que son algo natural de una tejedora, y eso es algo bueno, cada amigurumi ya sabemos que es único...y quien lo recibe lo valora y nota nada más verlo!
    Me han encantado. Muuuaks :-))

    ResponderEliminar
  5. Te han quedado preciosos los dos! Yo también suelo añadir variaciones a los patrones, jajaja creo que es la mejor forma de hacerlo nuestro.

    En cuanto a lo de que sean distintos aún siendo el mismo patrón... ¡Siii! el día que tengamos afecta, si estamos de buen humor o de mal humor... lo cansadas que estemos... todo!!! jajaja, no es nada malo, salvo que dejemos un amigurumi mucho tiempo a medias y luego nos salga deforme, jejeje

    Un besazo preciosa!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola!. Pues de esos "deformes"... ¡yo tengo unos cuantos!- El día que los saque de la bolsa voy a flipar... Un beso.

      Eliminar
  6. Qué monos!!!
    Me encantan!!!
    A mi también me pasa eso de tener amigurumis deformes... incluso alguno con tres brazos o tres piernas... jejeje

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No sé si será como lo que me pasa a mi... que un brazo/pierna sale más largo o gordo que otro y lo tengo que repetir, y guardo el "deforme"... ¡como los calcetines desparejados!. Un beso

      Eliminar